Polémico acuerdo de juicio abreviado por la causa de Los Monos

552ee78ee61f8

La Justicia rosarina llegó este miércoles a un acuerdo de juicio abreviado con los defensores de 14 de los 39 imputados en la causa que investiga a la banda narco conocida como “Los Monos”, por el cual su principal cabecilla, Ariel Máximo Cantero, recibirá una condena de 9 años de prisión y el resto de los acusados penas inferiores. En tanto, otros cuatro acusados de formar parte de la asociación ilícita a la que se atribuyen amenazas, abuso y portación ilegal de armas de fuego, entre otros delitos, pidieron la suspensión de juicio a prueba (probation), lo que será evaluado por la Justicia. Otros 17 procesados en la causa –en su mayoría policías santafesinos- irán a juicio escrito por el viejo sistema penal de esta provincia.

La megacausa de “Los Monos”, una banda delictiva del sur rosarino liderada por la familia Cantero que desde hace años administra el negocio narco a fuerza de balas y amenazas con complicidades policiales e institucionales, estuvo sujeta a polémica y repleta de desprolijidades desde sus inicios.

El arreglo de juicio abreviado llega luego de siete meses de negociaciones entre abogados defensores y un equipo de fiscales de primera y segunda instancia, y espera ser analizado por la Jueza que instruye la causa Alejandra Rodenas, y homologado por el juez de sentencia Julio García. En el acuerdo, los imputados aceptaron formar parte de una asociación ilícita y reciben a cambio una reducción de penas.

Uno de los puntos más controvertidos del acuerdo refiere a la pena de 9 años de prisión que asumió Ariel “Guille” Cantero, líder de la organización delictiva del barrio Las Flores, a quien se caratula como partícipe secundario, y no como autor, del crimen del bolichero Diego Demarre, a quien ejecutaron a tiros en Maipú y bulevar Seguí en mayo de 2013, luego el homicidio de Claudio “Pájaro” Cantero, asesinado un día antes frente al boliche de Demarre. Esta misma pena incorpora una condena previa a dos años de prisión condicional que Cantero recibió el año pasado por tenencia de un arma de uso civil. El líder de Los Monos estaría en condiciones de acceder a la libertad condicional dentro de 4 años.

“Se arribó a 14 condenas de las cuales 10 son de prisión efectiva, y hay cuatro que son de ejecución condicional”, precisó la fiscal de Cámaras, Cristina Rubiolo, durante la rueda de prensa, acompañada por Guillermo Camporini y el fiscal de grado Gonzalo Fernández Bussy.

El fiscal de Cámaras Camporini explicó que a través del juicio abreviado, los acusados admiten los hechos imputados y obtienen a cambio una reducción de la pena, “se asegura una sentencia de condena y se evita todo riesgo de tener una absolución” en un juicio ordinario, en referencia al juicio por el asesinato de Walter Cáceres, el joven hincha de Ñuls que viajaba en un micro que fuera emboscado en el acceso a Rosario por la autopista a Buenos Aires.

Los fiscales defendieron el acuerdo ante el “riesgo” de una absolución y señalaron que esperan que las condenas del juicio abreviado puedan conjugarse con investigación por narcotráfico contra la familia Cantero, que tramitan en la Justicia Federal rosarina.

 

Las críticas de distintos sectores no tardaron el llegar. “Se atribuyen a esta organización cientos de homicidios. Otorgarle al líder de esa banda una pena de 9 años me parece escandaloso” disparó el defensor general de la provincia Gabriel Ganon. Por su parte, Enrique Font,  criminólogo y ex secretario de Seguridad Comunitaria de Santa Fe manifestó que la causa es “un chiquero judicial, jurídico y político”, y denunció que “desde un principio fue una operación del Poder Ejecutivo Provincial para desbaratar una investigación del fiscal federal Juan Murray que estaba llegando a las conexiones policiales con el tráfico de drogas”. “Se llega a esta instancia porque la investigación nunca debería haber ocurrido, nunca se debería haber utilizado a una banda como chivo expiatorio de toda la criminalidad de Rosario, mientras se dejó que toda la División Judiciales de la Unidad Regional II le diera libertad de acción a otras bandas. División Judiciales que terminó desbandada el día que intervinieron en Rosario las fuerzas federales”, sentenció Font.

 

Los condenados

Ariel Máximo Cantero: asociación ilícita en calidad de jefe, pena de 9 años, homicidio agravado por uso de arma de fuego en calidad de partícipe secundario.
– Patricia Celestina Contrera: integrante de asociación ilícita y tenencia de arma de fuego, tres años de prisión efectiva.
– Cristian Hernán Bustos: asociación ilícita y encubrimiento agravado, 3 años de prisión efectiva
– Mariano Hernán Ruiz: asociación ilícita como participante  y encubrimiento agravado, 3 años efectiva
– Norberto González: asociación ilícita 3 años efectiva.
– Leandro Alberto Vilches: asociación ilícita, tenencia de arma de guerra y homicidio agravado como partícipe secundario, 8 años con declaración de reincidencia.
– Ángel Antonio Manuel Villa:  asociación ilícita, 3 años efectiva.
– Jorge Emanuel Chamorro: asociación ilícita, homicidio agravado en calidad de partícipe secundario, 8 años efectiva.
– Gisela Vilches: asociación ilícita y tenencia de arma de fuego, 3 años condicional.
– Susana Stella Alegre: asociación ilícita, 3 años condicional.
– Miguel Ángel Vilches: asociación ilícita,3 años condicional.
– Juan Maciel:  asociación ilícita, violación de secreto e incumplimiento de los deberes de funcionario público y cohecho, 3 años efectiva inhabilitación perpetua y multa.
– Luciano Rodrigo Ramos: (ex integrante de Prefectura), asociación ilícita, 3 años condicional e inhabilitación por diez años.
– Juan Domingo Argentino Ramírez: asociación ilícita, 3 años y seis meses de prisión efectiva.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *