Rosario: El 42% de los homicidios de 2014, jóvenes de entre 16 y 25 años

basta de matar pibes en los barrios

En 2014 el departamento Rosario registró 250 homicidios dolosos, dando como resultado una tasa de 20,8 homicidios cada 100 mil habitantes. Estos valores triplican la tasa nacional (7,2) y contrastan con distritos como Mendoza (14,3), Mar del Plata (11,3), Córdoba Capital (6,5) y CABA (5,5).

El comparativo interanual muestra un leve descenso del número de homicidios totales, que se expresa en un 7 por ciento menos que en 2013, cuando se cometieron 264 asesinatos. Las muertes en 2013 junto a los 55 homicidios ocurridos en los dos primeros meses de 2014 -casi uno por día-, provocaron, entre otros factores, el arribo de fuerzas federales de seguridad -Gendarmería y Prefectura- a las zonas más “calientes” de Rosario. La intervención logró frenar la escalada de los primeros meses del año, sin revertir en términos absolutos una tasa que, luego de dos años, parece estabilizarse arriba de 20.

De los 250 homicidios ocurridos en 2014 a nivel departamental, 202 corresponden a la ciudad de Rosario, seguido de Villa Gobernador Gálvez con 34, y Granadero Baigorria con 10 muertes.

A partir de un análisis cualitativo de estos números tomando como base rango etario y género de las víctimas, se observa que dentro de los límites de Rosario, el 42 por ciento de las víctimas tenían entre 16 y 25 años, y sus homicidios fueron cometidos mayormente en barrios del oeste y el sur de la ciudad. En tanto, el 94 por ciento del total de homicidios registrados en 2014 corresponde a hombres. Solo se registraron 11 casos de mujeres asesinadas.

Los casos de violencia se incrementaron en los últimos años a partir del avance del narcotráfico y su matriz violenta. La expansión de mercados ilegales de drogas y armas, el corrimiento -o complicidad- del Estado en contextos vulnerables de la ciudad, principalmente en las barriadas pobres, tuvo consecuencias claras sobre el incremento de la violencia altamente lesiva, principalmente entre jóvenes cooptados por bandas criminales que disputan el control del territorio, en muchos casos con la complicidad de actores institucionales.

Investigación y producción: Gisela Moreno, Anahí Lovato y Patricio Irisarri | Documedia
Dirección de Comunicación Multimedial – Universidad Nacional de Rosario.
Foto:
La Capital

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *